El Antropoceno

La revista The Economist publicó, hace un par de semanas (edición de 16 de Mayo 2011) un artículo que habla sobre El Antropoceno: la Época del Hombre. La nueva época propuesta por algunos geólogos, que la distinga del Holoceno. Comienza el artículo describiendo cómo algunos proyectos de ingeniería han reducido sustancialmente el flujo de sedimentos y cómo se han visto alterados los ciclos de carbono y del nitrógeno (principalmente), como ejemplos para mostrar que el ser humano ha tenido, durante los últimos 200 años, un rol definitorio en algunos procesos geológicos. Continúa el artículo describiendo como, por lo general, el nombre que los geólogos le den a los períodos geológicos, le interesa poco al resto de la gente.

En el caso del Antropoceno, la situación es diferente: esta época se distingue porque todos debemos reflexionar sobre la relación con nuestro entorno y poder actuar consecuentemente. Se replantea el paradigma tradicional de que “en lo salvaje está la preservación del mundo”, ya que, entre otros, algunas estimaciones hablan de que el 90% de la actividad de las plantas terrestres ocurre en ecosistemas en los cuales los humanos juegan un rol clave.

Nuestro mundo funciona hoy de una forma distinta. Agregan que la solución no está en retroceder el tiempo… esa no es una solución realista. Se habla que el gran desafío del Antropoceno es utilizar el ingenio humano para preparar al planeta para alcanzar las tareas del siglo XXI. Al hablar del Antropoceno como una época en la que el hombre define parte de los procesos geológicos, quienes trabajamos en temas ambientales (desde evaluación de impacto ambiental, hasta determinaciones de emisiones de carbono) nos vemos respaldados por un modelo que realza aún más la importancia del desarrollo sostenible.