Una ley justa y robusta